Noticias

Cargar la batería de tu móvil en la ranura del mechero del coche es un hábito común. Pero, ¿es buena idea? En este artículo te comentamos las consecuencias de esta práctica.

Cargar el móvil con el mechero del coche es una práctica habitual. Podemos encontrar en el mercado miles de aparatos que convierten este utensilio en un puerto usb dedicado a la recarga de aparatos electrónicos. Sin embargo poca gente conoce los efectos que puede tener este uso sobre nuestro Smartphone.

Precauciones a tomar a la hora de cargar tu smartphone en el coche.

Lo cierto es que resulta muy cómodo, el poder cargar tu móvil mientras conduces, pero esta es una práctica que debemos tomarnos con cautela. Un uso habitual del mechero como cargador podría hacer que la batería de tu móvil se desgaste con mayor rapidez. Esto puede acabar provocando que el móvil no sea capaz de cargar en absoluto o incluso dejar bloqueado el dispositivo.

La causa de todo esto es el bajo amperaje que proporciona la batería del coche. La mayor parte de los coches vienen con estándar de USB 1.0 o 2.0; los coches más nuevos ya incorporan los estándares de USB 3.0, pero aún así ofrecen potencias que son claramente insuficientes. Los móviles requieren entre dos y tres amperios, mientras que la batería del coche sólo nos proporciona 0,5.  Al requerir un mayor consumo, el móvil acaba por cargar lento o no cargar en absoluto, de tal modo que su batería pierde su capacidad de carga en el futuro.

Mechero del coche

Otras razones por las que cargar el móvil en el coche puede dañar la batería

Por otro lado, esta costumbre no sólo puede afectar a tu Smartphone, también puede dar problemas a la batería de tu coche. Esto depende mucho de la marca del coche y su antigüedad, pero lo cierto es que, si cargas el móvil mientras estás aparcado, puedes agotar la batería. El móvil consumiría una gran cantidad de energía directamente del sistema eléctrico de tu vehículo. Como decimos, esto depende  mucho de la antigüedad del vehículo que estés conduciendo. Los coches más vulnerables a estos efectos son los coches más antiguos.

De todos modos no te asustes. Si en alguna ocasión necesitas hacer uso del mechero del coche para cargar tus dispositivos móviles, no ocurrirá nada malo. El problema viene cuando esto se hace de forma extensiva y constante. Por todo ello es recomendable utilizar baterías externas, las cuales están perfectamente preparadas para aguantar el amperaje de los teléfonos móviles y tablets.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario